Relaciones Institucionales

La Cámara Rafaelina de Seguridad Electrónica concreta donación al Comando Radioeléctrico de la ciudad.

Desde la cámara empresaria se aportó una linea telefónica para conectar exclusivamente los llamados de las empresas de seguridad electrónica con el Comando Radioeléctrico, con la intención de agilizar el tráfico de llamadas para denuncias y alertas y así eficientizar el trabajo conjunto.
28/09/2015

A raíz de varios encuentros efectuados el año pasado con la fuerza pública de la ciudad, donde se propuso poner a disposición una nueva línea telefónica que logre conectar exclusivamente los llamados de las empresas de seguridad electrónica con el Comando Radioeléctrico, con la intención de agilizar el tráfico de llamadas para denuncias y alertas y así eficientizar el trabajo conjunto.

Finalmente, en el pasado mes de agosto, se llevó a cabo una visita técnica por integrantes de la Cámara a las instalaciones del Comando Radioeléctrico de nuestra ciudad, en donde se procedió a la instalación de una línea telefónica exclusiva para llamados de las empresas de monitoreo adheridas a nuestra cámara y una grabadora digital para llevar el registro de todas las comunicaciones y así poder aportar herramientas para la mejora diaria de la atención y calidad de servicios por parte de la mencionada dependencia.

A su vez, se realizaron algunas mejoras puntuales sobre cableados existentes en partes del equipamiento con el que cuentan y se realizó un relevamiento sobre necesidades, a fines de poder gestionar lo que esté al alcance desde la cámara.

“Valoramos y agradecemos la atención recibida por parte de las autoridades de dicha institución, como así también los operadores y demás integrantes de la fuerza, que muy amablemente nos recibieron y se mostraron predispuestos a colaborar con las empresas de seguridad electrónica agrupadas en el CCIRR.”, señaló el presidente Armando Marinozzi.

Desde la cámara, próximamente, se estarán realizando otro tipo de aportes al Comando con el fin de fortalecer el vínculo, entre los operadores de las empresas de seguridad y el operador de la fuerza de seguridad que recibe los llamados, ya que consideramos esencial contar con una buena comunicación y hablar el mismo vocabulario.