El comercio rafaelino en el contexto actual

Desde el Centro Comercial e Industrial de Rafaea y la Región se realizó una encuesta a comerciantes de la ciudad con el objetivo de conocer cómo se está desenvolviendo en este nuevo contexto.
19/05/2020

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud caracterizó como pandemia a la enfermedad denominada COVID-19. Frente a esta situación de alcance mundial el poder Ejecutivo Nacional decidió tomar una serie de medidas tendientes a ralentizar la tasa de contagio del COVID-19. Con fecha 19 de Marzo de 2020 por Decreto de Necesidad y Urgencia N.° 297/2020 el Presidente de la Nación Argentina en Acuerdo General de Ministros dispuso el "aislamiento social, preventivo y obligatorio" desde el 20 hasta el 31 de Marzo inclusive del corriente año, para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria.

Esta medida implicó la prohibición de la realización de eventos culturales, recreativos, deportivos, religiosos, ni de ninguna otra índole que impliquen la concurrencia de persona, y, además, la suspensión de apertura de locales, centros comerciales, establecimientos mayoristas y minoristas, y cualquier otro lugar que requiera la presencia de personas.

A dos meses de ese decreto, desde el CCIRR se decidió realizar una encuesta conforme a conocer como se desenvolvió el comercio frente a todas estas medidas, y como van sorteando la vorágine de un día a día totalmente inusual. Los datos fueron proporcionados por 91 comercios de la ciudad entre el 12 y 17 de mayo de 2020.

A la hora de analizar la información, se puede detectar que, en cuanto al protocolo de Covid-19, prácticamente la totalidad de los encuestados (98,9%) manifiesta estar informado sobre las disposiciones que establecen el gobierno provincial y el gobierno municipal sobre los protocolos y pasos para habilitar su comercio. El 82,4% ya lo confeccionó y lo cargó en la página que la Provincia dispuso. Por otro lado, el 94,5% expresó que sus clientes respetan las pautas de prevención impuestas en sus comercios, lo que da indicios de que la comunicación que brindan es buena.

Para conocer si las ventas de la primera semana que reabrieron al público, cubrieron sus expectativas, se les solicitó a los comerciantes puntuar en una escala del 1 al 10 su valoración, siendo 1 “no cubrieron las expectativas”, y 10 “superaron las expectativas”. El promedio que se obtuvo de todas respuestas recabadas es de 5,45, es decir, no se manifiesta un gran porcentaje de insatisfacción o satisfacción total con respecto a las ventas en general.

En otro orden, se les solicitó a los encuestados que valoren el nivel de acuerdo/desacuerdo con los horarios de atención planteados por el gobierno. Siendo 1 “en desacuerdo” y 10 “muy de acuerdo”. Teniendo en cuenta lo siguiente los horarios de lunes a viernes, establecidos por los decretos y ordenanzas correspondientes. En base a esto, el promedio de respuestas obtuvo como resultado un 5,93 de acuerdo/desacuerdo, esto indica que, en la masa de comerciantes, no hay un gran nivel de acuerdo o desacuerdo con los horarios planteados. Con respecto a la circulación de personas por zonas comerciales, según el 74,7% de los encuestados, de lunes a viernes existe mayor movimiento a partir de las 15 hs.

En cuanto a los créditos anunciados, tenemos los que se ofrecían a una tasa del 24%, donde en nuestra ciudad el 70,3% no lo solicitó. El 16,5% lo solicitó y se lo otorgaron sin inconvenientes. El 8,8% está esperando una resolución, y al resto se lo negaron. Con respecto a los créditos a tasa cero, el 57,1% no lo solicitó, el 23,1% lo solicitó y se lo negaron. El 8,8% lo solicitó, pero no se lo otorgaron aún. Finalmente, el 11% lo solicitó y se lo otorgaron.

También se consultó acerca del Salario Complementario para los Trabajadores, según las respuestas obtenidas el 44% tramitó y lo obtuvo sin inconvenientes, el 11% lo solicitó, pero no se lo otorgaron aún. El 7,7% lo solicitó y se lo negaron. En cambio, el 37,4% no lo solicitó.

Por último, se preguntó si tenían personal afectado a la suspensión prevista en el art. 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo. Recordando que CAC, CAME y UDECA, suscribieron con la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) un convenio de emergencia por suspensión de actividades con el fin del sostenimiento de los puestos de trabajo y las actividades productivas. El resultado que arrojó la encuesta es que solo el 6,6% cuenta con personal suspendido según el art. 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

Como conclusión podríamos decir que el 46,15% aún no ha accedido a ningún tipo de crédito o beneficio, ya sea porque las medidas no se las aprueban o no califican por requisitos, en otros casos tienen la aprobación, pero siguen en la espera para que se concrete, y en otros porque es la misma empresa quien no lo ha solicitado.