El año 2020 comenzó con un menor descenso de la producción industrial en Santa Fe

Según el informe del Instituto de Investigaciones Económicas de FISFE.
09/03/2020
De acuerdo al Instituto de Investigaciones Económicas de FISFE, el nivel de actividad industrial en la provincia de Santa Fe presento en enero de 2020, y por vigésimo primer mes consecutivo, una disminución de -1,1% interanual. Este resultado se manifiesta contemplando el acentuado retroceso de la producción fabril verificado en el primer mes del año pasado. 

El 55% de las ramas industriales con desarrollo en la provincia de Santa Fe registro en el primer mes de 202 menor nivel de actividad frente al mismo mes del año pasado. Esta porción de actividades sectoriales con resultados negativos presenta en los últimos meses una cierta disminución. 

Entre los sectores de mayor contribución al producto industrial santafesino, se hallaron los siguientes resultados interanuales: carrocerías y remolques (-24,7%), productos de metal y servicios de trabajo (-22,3%), industria siderúrgica (-20,6%), productos metálicos para uso estructural (-18,1%), prendas de vestir (-14%), muebles y colchones (-10,4%), molienda de oleaginosas (-8,3%), maquinaria de uso general (-7,3%), fiambres y embutidos (-7,1%), edición e impresión (-6,8%), otra maquinaria de uso especial (-6,1%), autopartes (-3,8%), papel y productos de papel (-3,7%), productos lácteos (-0,3%), manufacturas de plástico (+1,2%), molienda de cereales (+6,8%), y vehículos automotores (+31,7%).

En el orden nacional en enero de 2020 la industria manufacturera no registro variación en su nivel  de ocupación, siendo el primer mes sin destrucción neta de empleo de los últimos dos años. 

El total de asalariados registrados en el sector privado en Santa Fe retrocede a partir de septiembre 2018 y hasta la actualidad. Desde inicios de la etapa recesiva el total de asalariados declarados se redujo en -17,8 mil. En diciembre de 2019, último dato oficial publicado, se verifico, por décimo sexto mes consecutivo, una nueva caída interanual, en este caso de -2,5%, equivalente a una pérdida de -12,6 mil trabajadores asalariados.