El Centro de Estudios UIA presentó el informe de su cuarta encuesta del 2022

En el análisis, se hizo especial hincapié en la problemática de las restricciones al comercio exterior.
● Archivos
13/01/2023
La Unión Industria Argentina (UIA) presentó los resultados de la cuarta encuesta del año realizada por el Centro de Estudios UIA (CEU); una iniciativa que busca analizar los principales indicadores industriales y las perspectivas del sector. 

En esta edición, se puso especial énfasis en las restricciones al comercio exterior y su impacto en el sector productivo.

Niveles de producción

En líneas generales, el informe explica que “luego de un 2021 marcado por la recuperación tras tres años consecutivos de caída en la actividad industrial, en 2022 continuó el crecimiento industrial. Los primeros diez meses mostraron una evolución favorable en la producción (IPI CEU: +7,8% interanual), volviendo a los niveles de producción del año 2015”.

Sin embargo, “en el tercer trimestre comenzó a observarse una desaceleración del crecimiento, por factores locales y externos. El contexto internacional complejo fue generado tanto por la tercera ola de COVID-19 como por la invasión de Rusia a Ucrania. Este escenario ocasionó una suba de los precios de la energía y la necesidad de aprovisionamiento externo, que dificultó más el contexto macroeconómico, con aceleración en los niveles de inflación y tensiones en el mercado cambiario, con un menor superávit en la balanza comercial de bienes y su impacto en las reservas del Banco Central. Esto desencadenó en mayores restricciones a las importaciones de insumos clave para la producción”.

En efecto, “tal como lo había anticipado el Monitor de Desempeño Industrial del CEU-UIA (MDI) en el relevamiento anterior, la encuesta identificó una caída en la producción industrial durante el mes de octubre. Asimismo, el MDI volvió a ubicarse por debajo de 50 por segunda vez consecutiva, lo que anticipa un menor dinamismo para los próximos meses del año. Se registró un desmejoramiento en todas las variables operativas relevadas. En particular, el stock de insumos y materias primas alcanzó el valor más bajo de toda la serie”.

Principales indicadores

El reporte explica que “durante el segundo semestre se observa un menor dinamismo en la producción. De acuerdo al índice de Producción Industrial del CEU, si bien en el mes de octubre la actividad industrial marcó una suba interanual de +6,1%, se registró una caída mensual (sin estacionalidad) de -0,9%, la cuarta baja consecutiva”. 

Específicamente, “el relevamiento identificó que el porcentaje de empresas con incrementos en la producción se redujo por tercera vez seguida y alcanzó en el mes de octubre solo al 21,5% de las empresas. Este indicador se ubicó considerablemente por debajo de los valores del relevamiento previo (31,5% en julio) como de lo observado en esta misma época del año pasado (41,8% en octubre de 2021). En tanto, se observó una suba en el porcentaje de empresas con caídas en la producción: un 30,2% de ellas indicaron que su producción se redujo en octubre respecto del promedio del tercer trimestre”.

En el mercado interno, “el porcentaje de empresas con subas de las ventas se redujo y alcanzó al 20,9% de las empresas (considerablemente menor al 31,9% registrado en julio y el 39% en octubre de 2021), mientras que el 35,5% de las empresas indicaron que sus ventas se contrajeron respecto del tercer trimestre”.

En cuanto a las exportaciones, “se observa de manera más acentuada la caída en el porcentaje de empresas que redujeron sus ventas externas (37,7% en octubre vs 26,3% en julio)”.

Las pequeñas y medianas industrias “también registraron caídas en la producción y las ventas durante octubre. Un 30% registró caídas en la producción (vs 23,4% en julio), mientras que sólo un 21,7% registró subas (en julio un 31,5% lo había hecho). Lo mismo se observa en el caso de las ventas al mercado interno y las exportaciones”.

En este escenario, “el empleo industrial continúa en recuperación, aunque se observa un menor dinamismo respecto de los relevamientos previos. Si bien un 17,1% de las empresas registraron incrementos en la dotación de personal en octubre, se trata de uno de los porcentajes más bajos de todos los relevamientos. En tanto, un 10,5% de las empresas indicaron que redujeron su dotación de personal, acelerándose respecto del relevamiento anterior (sólo un 5,3% había reducido su dotación)”.

Restricciones al comercio exterior

De acuerdo con el relevamiento realizado, “la invasión de Rusia a Ucrania a principios del 2022 generó, entre otros factores, una gran preocupación por el abastecimiento de energía a nivel mundial, lo que repercutió en una suba de los precios de los combustibles y otros insumos. Si bien durante el invierno no se registraron mayores restricciones en el abastecimiento de energía, la suba de precios internacionales impactó en el aumento del déficit comercial energético, y tuvo un peso importante en la reducción el superávit comercial récord que se había registrado en 2021, lo que derivó en un incremento de las restricciones a las importaciones y la escasez de muchos insumos necesarios para la producción. 

El antiguo Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) fue reemplazado en octubre de 2022 por un nuevo mecanismo denominado Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), que se proponía aumentar el control del comercio exterior y mejorar los plazos de pago. Sin embargo, una gran parte de las empresas industriales reportan dificultades en su funcionamiento. De acuerdo al relevamiento, más de un 80% de las empresas indicaron que los plazos de aprobación de las solicitudes con el nuevo sistema son más largos que con el sistema anterior”.

En este marco, “casi un 40% de las empresas indicaron que los insumos importados representan entre un 25% y un 50% de sus costos de producción. En tanto, para un 20% de las empresas estos representan más de un 50% de los costos, mientras que para el 40% restante representan menos del 25%”.

Por otra parte, “el incremento en los plazos de pago de las importaciones del nuevo sistema agravó los problemas para conseguir el financiamiento de importaciones de las empresas. De acuerdo al relevamiento, casi un 90% de las empresas indicaron que tienen dificultades para conseguir el financiamiento necesario para importar insumos de acuerdo a su flujo de operaciones”. 

Finalmente, “siete de cada diez empresas manifestaron que las dificultades en el abastecimiento de insumos podrían generar paradas en algunas líneas de producción. La no aprobación de las solicitudes y la dilatación en los plazos fueron los motivos más mencionados por las empresas como riesgos de paradas parciales de plantas”.

Expectativas 

Según el reporte, “los menores niveles de producción, sumado a un contexto macroeconómico complejo y un difícil acceso a insumos [generaron] menores expectativas para los próximos meses. El porcentaje de empresas con expectativas positivas sobre su propia situación económica se redujo a 28,2% (desde 33,5% en el relevamiento de julio, cuando ya se habían reducido considerablemente). Lo mismo se observa en lo que esperan las empresas sobre la situación de su sector de actividad: solo un 24,3% espera una mejor situación (en comparación con el 32,1% de julio). Asimismo, también se observaron menores expectativas para la situación económica del país, ya que solo el 14,1% de las empresas espera que mejore”.

Fuente: UIA.