Escasez de combustible y falta de insumos, dos grandes problemas para el transporte de cargas

Aunque ya se está avanzando con el corte con biodiesel, aún se registran problemas en el normal abastecimiento de gasoil. Además, las restricciones a las importaciones dificultan el ingreso de insumos básicos, como es el caso de las cubiertas.
07/07/2022
Desde hace ya algunos meses, el sector del transporte de cargas ha visto afectada su actividad por la escasez de combustible, una problemática a la cual se le debe sumar la falta de insumos básicos (como repuestos y neumáticos), agravada a partir de las cada vez más severas restricciones a las importaciones. En este marco, el diario Castellanos entrevistó a Hernán Heinzmann -presidente de la Cámara Empresaria del Transporte Automotor de Rafaela (CETAR)- para repasar la realidad del sector. 

Al respecto, Heinzmann lamentó la falta de respuestas concretas por parte del Gobierno nacional, a pesar de la insistencia de entidades como la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) para lograr soluciones concertadas. “Todas las ramas del transporte de cargas se encuentran atravesando las mismas problemáticas: la escasez de combustible, el tiempo de demora en conseguirlo y los sobreprecios, por un lado; y los faltantes de insumos, por el otro”, indicó. “Hoy no estamos consiguiendo cubiertas. Los proveedores tienen miedo de que todo aumente y de no poder rentabilizar esa venta. Como alternativa, nos entregan con ‘remito abierto’. Ahora estamos en invierno y las cubiertas duran un poco más, pero cuando llegue el calor, va a ser más complicado”, agregó.

Algo similar, precisó el presidente de CETAR, ocurre con muchos otros insumos (desde un foco LED a un alternador) que en su mayoría son importados. “Los mayoristas no están vendiendo. No sabemos si por el marco de incertidumbre, que induce a la especulación, o si realmente ya no tienen stock; pero es un tema muy delicado, que nos preocupa a futuro”, concluyó.

El mapa de FADEEAC, sin provincias en verde

De acuerdo con el último relevamiento realizado por FADEEAC, entre el 25 de junio y el 1 de julio se registraron problemas en todos los distintos distritos del país, en relación a la disponibilidad de gasoil. 

Las provincias más afectadas por esta situación fueron Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Jujuy, Formosa, Mendoza y La Rioja; y aquellas con menos dificultades fueron Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. 

Cabe recordar que, hasta ahora, las provincias hidrocarburíferas de la Patagonia venían “escapando” de esta realidad, pero -al desviar combustible desde el Sur para intentar compensar la situación de las zonas más complicadas- se produjo un efecto de “manta corta”, perjudicando el normal abastecimiento también en aquella región.

“Esperamos que este haya sido el mapa más complicado de la serie. De acuerdo con lo que nos informaron, tanto los grandes como los pequeños productores de aceite ya están entregando producto a las petroleras para aumentar el corte con biodiesel. Eso y el final de la siembra y cosecha en el campo empezarían a llevar algo de alivio a los transportistas a la hora de buscar combustible”, explicó Roberto Guarnieri, presidente de la Federación.

De todas maneras, Guarnieri destacó que “la prolongación de este escenario de escasez y la tardanza en el despacho del gasoil importado pese a los anuncios oficiales, imprime velocidad al aumento de precios. Desde el sector del transporte de cargas hemos alertado sobre el tema y queremos colaborar para morigerar los efectos adversos derivados de no administrar políticas en tiempo y forma. Por ello, reiteramos, es urgente y necesaria la puesta en marcha de mesas de trabajo integradas por representantes del sector público y privado”. 

“El tema se vuelve particularmente relevante ante la escalada cambiaria de los últimos días. En este contexto es sumamente necesario mantener un control de los precios del gasoil, pues si a la escasez se suma la incertidumbre por la cotización del dólar, las consecuencias pueden resultar muy complejas, ya que el mercado de combustibles tiende a acompañar inmediatamente a la estructura cambiaria”, indicaron desde FADEEAC, en línea con lo expresado por su presidente.

Fuentes: Diario Castellanos y FADEEAC.