En marzo, la industria pyme subió un 8,5% interanual

La CAME introdujo diversos cambios metodológicos en la elaboración de su IPIP, por lo que los resultados del informe -por el momento- no pueden compararse con las anteriores ediciones.
27/04/2022
De acuerdo con el último Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), “la producción de la industria manufacturera pyme subió 8,5% anual en marzo, medida a precios constantes”, mientras que “el uso de la capacidad instalada se ubicó en 71,6%, 1,6 puntos por encima de febrero”.

Cabe señalar que “desde este mes, se introdujeron en la construcción del indicador una serie de cambios metodológicos a fin de dotarlo de mayor robustez. Entre estos se incluyen la redefinición de los sectores productivos considerados, una actualización de los ponderadores sectoriales, la inclusión de un ajuste por subdeclaración en línea con el propuesto por Sosa Escudero y Alaimo (2000), así como una dimensión regional a la estratificación muestral. En función de ello, debe tomarse en cuenta que esta nueva serie no resulta por el momento empalmable con las anteriores publicaciones”.

Información sectorizada

La producción de indumentaria y textil “subió 22,7% anual en marzo y 2,2% mensual. Hubo muy buena demanda, pero los empresarios explicaron que podrían haber producido más si no fuera por la falta de talleristas y las dificultades para conseguir insumos. También los precios de las telas tuvieron ajustes fuertes en febrero y marzo, que preocupan al industrial. La mejor situación la tuvieron los productores de ropa deportiva. Más difícil fue para los que fabrican ropa escolar, aunque desde abril ya comienza la temporada alta de indumentaria de invierno y hay buenas expectativas de ventas”.

La producción de productos químicos y plásticos “ascendió 11,7% anual y 6,5% mensual. La situación fue buena para las empresas, la demanda estuvo firme y las consultas para futuros pedidos se mantuvieron activas. Hubo problemas en el abastecimiento de combustibles y las empresas manifestaron que las subas de precios actuales todavía en marzo no tuvieron tanta incidencia en los costos, pero esperan que sí impacte desde abril”.

La producción de papel, cartón, edición e impresión “se incrementó 11,6% anual y 7,1% mensual. A pesar de los faltantes de papel y los aumentos en los insumos, la demanda escolar activó a muchas empresas, que vieron crecer significativamente la producción frente al año pasado. La firmeza en la fabricación y ventas ocurrió tanto para la producción de papel y cartón como en la industria de ediciones e impresiones, que con el regreso de la Feria del Libro lograron buenos volúmenes de ventas”.

La producción de alimentos y bebidas “ascendió un 9,8% anual y 6,2% mensual. Fue un mes difícil por las subas de precios, especialmente para quienes usan harinas como principal insumo. Las pymes trabajaron bien, con buena demanda, pero achicando los márgenes de utilidad, situación que esperan poder revertir desde mayo, ya que en abril no se pudo trasladar todo al precio de venta”.

La producción de metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte “subió 4,1% anual y 0,1% mensual. Fue el sector más activo en inversiones. Los fabricantes de maquinarias fueron los de mejor performance en la comparación anual, ya que el año pasado se vendió muy poco y las importaciones siguen teniendo dificultades para concretarse, lo que empuja la demanda de la maquinaria nacional. Los aumentos de precios complicaron, pero no hubo faltantes de insumos como en meses anteriores”.

Finalmente, maderas y muebles “fue el único rubro con caída anual en la producción (-5,9%) y también en la mensual (-6,8%). Las subas de precios frenaron pedidos de fabricación, pero el 80% de los empresarios del sector consultados esperan que las ventas se incrementen en los próximos dos meses. De hecho, 2 de cada 10 firmas de ese rubro tienen previsto incorporar personal a la empresa”.

Fuente: CAME.