Marengo, Basso y Motor Parts celebraron convenios con las Cooperativas de Recicladores Urbanos

Los acuerdos se enmarcan en el programa Instituciones Sustentables de la Municipalidad de Rafaela.
25/04/2022
El programa Instituciones Sustentables es una iniciativa del Instituto para el Desarrollo Sustentable y la Secretaría de Producción, Empleo e Innovación de la Municipalidad de Rafaela; que se materializa -desde hace cuatro años- a través de un trabajo de articulación entre el Estado local, las Cooperativas de Recicladores Urbanos y el sector privado. En este contexto, el CCIRR es un actor fundamental, para potenciar la adhesión de las empresas al programa y difundir las actividades que se realizan.

El objetivo del programa es que el entramado productivo pueda fortalecer sus buenas prácticas ambientales, especialmente en lo que tiene que ver con el manejo responsable de residuos.

En este marco, el 22 de abril -coincidiendo con el Día Mundial de la Tierra- Marengo, Bassso y Motor Parts firmaron convenios con las Cooperativas de Recicladores Urbanos, a quienes comenzarán a entregar materiales recuperables no peligrosos para su disposición final segura.

Iván Acosta, director general del CCIRR, valoró positivamente este tipo de acuerdos, que contribuyen con el cuidado del ambiente y la construcción de una ciudad más sustentable, y renovó el compromiso institucional para lograr que más asociados puedan sumarse al programa.

Por su parte, Oscar Botassi, de Marengo, destacó: “Estamos convencidos de la decisión y de la importancia de este acuerdo público privado. Creemos que es un doble beneficio, por lo menos así lo entendemos desde la empresa: sumarse a esta perspectiva del cuidado de lo ambiental y la colaboración con la comunidad social. Es un desafío para nosotros trabajar con esto y estamos agradecidos por sumarnos a la iniciativa.”

A su turno, Mariana Basso, representando a Basso y Motor Parts, expresó: “La gestión de residuos en nuestras empresas empezó a tener una sistematización hace mucho tiempo. Poder realizar estos convenios, así como la presencia de un relleno sanitario en la ciudad, nos ayuda muchísimo a que nuestra gestión ambiental sea completa. Hoy estamos presentes con una nueva corriente de residuos que no estábamos incluyendo dentro de lo que se enviaba al relleno y que la empresa vendía. Era un ingreso para la empresa y decidimos entregarlo a las Cooperativas, en una acción que es también social, para poder convertirnos en una empresa de triple impacto.”

Finalmente, Marisa Almaraz, de las Cooperativas de Recicladores Urbanos, puso en valor la confianza depositada en su equipo de trabajo por parte de las empresas de la ciudad, lo que permite realizar un trabajo colaborativo, en beneficio de la economía social y del cuidado del ambiente.

Fuente: Municipalidad de Rafaela.