Parfumerie y el concepto de “belleza en evolución”

Forbes Argentina entrevistó a Franco Cortassa, gerente de Omnicanalidad y director de Procesos de Grupo Cortassa.
25/01/2022
En agosto de 2019, el Grupo Cortassa -de la ciudad de Rafaela- adquirió La Parfumerie, e inició un proceso de transformación que incluyó un cambio en el nombre de la marca (que pasó a denominarse simplemente Parfumerie), la renovación de los locales, la motorización del canal online y la a apertura de nuevas sucursales en el interior.

Así, desde el comienzo de la pandemia, la firma invirtió alrededor de 400 millones de pesos, con especial foco en el desarrollo de un centro de distribución y de nuevos locales. Actualmente, la cadena cuenta con 27 sucursales, una plataforma e-commerce consolidada, y planes de expansión que se engloban en el concepto de “belleza en evolución”.

En este marco, Cristina Mahne, de Forbes Argentina, entrevistó a Franco Cortassa, gerente de Omnicanalidad y director de Procesos de la compañía. 

“En la evaluación de la compra se tuvieron en cuenta la trayectoria de la marca, con más de 30 años en el ambiente de la cosmética y perfumería, y su canal de e-commerce, que ya tenía una muy buena penetración en el mercado”, precisó respecto de la incorporación del nuevo activo al Grupo. “La idea era aprovechar el ensamble de la fuerza comercial que tenía Cortassa, por ser un mayorista con más de 20 sucursales en el país. A la fecha ya 4 de estos negocios fueron rebrandeados y pasaron a ser Parfumerie, y el año que viene lo harán los restantes”, continuó. “La adquisición marcó un crecimiento en diversos aspectos. Remodelamos las sucursales de los shoppings Abasto y de Jujuy, y la del Drago Bahía Blanca se convirtió en un premium outlet. También concretamos cambios en nuestro mega espacio en Cabildo y Echeverría, en CABA”, explicó. “En el interior hemos remodelado varios locales, como los de Santa Fe Capital y Tucumán, y próximamente abriremos otro en Córdoba”.

La empresa rafaelina -que en cuatro años pasó de tener 100 colaboradores a darle empleo a 400 personas- desarrolla sus propios productos, los cuales amplían la oferta de calidad internacional que propone Parfumerie a sus clientes. 

Consultado acerca de la forma en la que la pandemia modificó los hábitos de consumo en materia de cuidado personal, Cortassa detalló: “Notamos un incremento muy importante en las ventas de skincare, desde marcas de lujo como Lancôme y Estée Lauder o Dior, hasta los productos entre semiselectivos y masivos como los de Cher Beauty, L´Oreal y otras. La gente busca otro relacionamiento con un mundo que se ha vuelto tan complejo, y sin duda el skincare fue una unidad de negocio que explotó. El cuidado propio, el tratamiento, pasaron a ser fundamentales, tanto en mujeres como en hombres de diversas edades. De hecho, hemos sumado la categoría Hombres (al igual que Electro y Hogar) y las tres funcionan muy bien”.

Fuente: Forbes Argentina.