Se amplía la oferta de servicios tecnológicos para las empresas de la región

Se aprobaron 3 proyectos -por casi 600 mil dólares en Aportes No Reembolsables- para inversión tecnológica. Las iniciativas corresponden a la modalidad 1 del Programa de Competitividad de Economías Regionales del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y fueron presentadas por ITEC, UNRAF Tec y ACDICAR, respectivamente.
28/12/2021
El martes 21 de diciembre, en la sede del campus de la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf), Karina Pérez, directora nacional de Desarrollo Regional Pyme, participó del encuentro virtual que presidió Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, en el cual se anunció el fortalecimiento de 42 centros distribuidos a lo largo de todo el país, a partir de una asistencia económica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de más de $1.427 millones, en el marco del Programa de Competitividad de Economías Regionales (PROCER). En particular, se destacan 3 iniciativas locales presentadas por el Instituto Tecnológico Rafaela (ITEC), el centro de investigación aplicada UNRaf Tec y el Centro Tecnológico Rafaela (CenTec), un polo especializado en manufactura e industria digital que coordina la Asociación Civil para el Desarrollo y la Innovación Competitiva Agencia Rafaela (ACDICAR).

Así, a través de este programa, nuestra ciudad recibirá aproximadamente 600 mil dólares en Aportes No Reembolsables, los cuales se invertirán en la adquisición de equipamiento de vanguardia, para ampliar los servicios que se ofrecen a las empresas de Rafaela y la región, e incluso de otras zonas de la Argentina. 

Los proyectos abarcan diferentes verticales de la transformación digital de las industrias y de lo que conocemos como industria 4.0. En el ITEC, por ejemplo, se incorporará tecnología de soldadura robótica y espectrometría aplicada al control de calidad de estos procesos productivos. En UNRAF Tec, se sumarán servicios de desarrollo de escenarios y entornos interactivos virtuales, proyección de escenarios inmersivos y desarrollo de proyectos en I4.0, a través de la investigación y el prototipado de soluciones integrales. Finalmente, en CenTec se adquirirán nuevas impresoras de polímero para prototipado rápido con nuevos materiales y un escáner láser, que complementará al tomógrafo industrial de INTI Rafaela para brindar servicios de ingeniería inversa; lo que permitirá efectuar desarrollos a baja escala, especialmente para pymes.

En paralelo ACDICAR ha iniciado el proceso para adquirir, mediante un aporte de 15 millones de pesos del programa Soluciona, nuevo equipamiento de automatización para el área de industria digital del CenTec, además de actualizaciones de software y otros equipos complementarios.

Rafaela, líder del desarrollo regional

En el marco del otorgamiento de los ANR, Diego Castro, presidente del CCIRR, manifestó su satisfacción por el apoyo recibido para la ejecución de los tres proyectos, y destacó que nuestra ciudad está consolidando su liderazgo regional en materia de desarrollo. 

“Los PROCER Tecnológicos que hoy recibimos se suman a un amplio abanico de obras que impactan positivamente en las posibilidades de crecimiento del sector productivo. Las obras de pavimentación, iluminación, seguridad y gas natural en el PAER y el PIR; el Gasoducto Regional Centro II; la transformación de la RN 34 en autopista y la futura pavimentación de los Caminos 5 y 6 para vincular el área industrial con la variante Rafaela; la construcción del CELOGINTER; y las obras anunciadas por la EPE para la construcción de la Estación Transformadora Norte y la implementación de un sistema de telemedición; entre otras; todas ellas son ejemplos claros de anhelados avances que se están concretando”, señaló.

Un trabajo coordinado

Sin dudas, el otorgamiento de los tres ANR es un hito para el sector productivo y científico-tecnológico de la ciudad, cuyos efectos positivos se derramarán a la comunidad toda, a través de proyectos de innovación y de la generación de nuevos puestos de trabajo.

En este marco, es importante destacar el rol de la Red de Ciencia, Tecnología e Innovación, que permitió un trabajo articulado entre las tres entidades involucradas, para poder avanzar en iniciativas complementarias entre sí, y abarcar diferentes verticales. De esta manera, a las capacidades ya instaladas se sumará una diversidad de alternativas para potenciar la asistencia tecnológica a micro, pequeñas y medianas empresas del territorio en materia de innovación, tecnología, desarrollo y transformación digital.

Así, una vez más, queda puesta de manifiesto la importancia de la articulación público-privada, y de maximizar los esfuerzos para sostener canales fluidos de diálogo y acción.