Se publicó la propuesta de Plan Nacional de Eficiencia Energética

La iniciativa busca promover la implementación de acciones de eficiencia energética en la industria, el transporte y las áreas residenciales.
● Archivos
13/09/2021
La propuesta del Plan Nacional de Eficiencia Energética (PlaNEEAr) es producto de un trabajo conjunto desarrollado por GFA Consulting Group, Fundación Bariloche, Fundación CEDDET y EQO-Nixus; a través del cual “se han identificado medidas técnicas y de buenas prácticas para reducir la intensidad energética y contribuir al Acuerdo de París, impulsadas y promovidas mediante políticas, estrategias e instrumentos que permitan superar las barreras que dichas medidas o buenas prácticas pudieran enfrentar”. Se trata de un proyecto financiado por el Partnership Instrument de la Unión Europea y apoyado por la Unión Industrial Argentina, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y diversas cámaras empresariales y sectoriales.

La eficiencia energética 

En la introducción de la propuesta de PlaNEEAr, se explica que “a lo largo de las últimas décadas, ha ido creciendo la importancia de las acciones de eficiencia energética y su calificación y aceptación como fuente oculta de energía. Las oportunidades existentes, cada vez mejor identificadas y los beneficios económicos, sociales y ambientales, la señalan como una acción conducente a la sostenibilidad del desarrollo y, específicamente, a la sostenibilidad de los sistemas energéticos. Los beneficios de la eficiencia energética van desde la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), reducción en las facturas energéticas de los hogares, reducciones en los costos de producción de las empresas y mejora de su productividad, hasta los beneficios globales para el sistema energético, pues al reducir la demanda de energía se reducen los riesgos propios del sistema, las necesidades de inversiones en infraestructura de generación, redes de transmisión y distribución, etc”.

En este sentido, en nuestro país “la eficiencia energética se ha mantenido, históricamente, como una deuda del sistema, observándose acciones aisladas en el sector privado y distintos planes y programas implementados a nivel gubernamental que no tuvieron continuidad. Sin embargo, el cambio del contexto energético nacional, evidenciado en los últimos años (cambios en los precios de la energía para los distintos sectores) y el posicionamiento ambiental del país marcan un entorno propicio para diseñar e implementar acciones de eficiencia. En este contexto, desde la Secretaría de Energía de la Nación (SE) se comenzaron a diseñar e implementar múltiples acciones aisladas en los diferentes sectores de consumo, los cuales son de mucha relevancia. Así, por ejemplo, en el caso del sector transporte, se ha avanzado en la implementación de una etiqueta de eficiencia energética vehicular en vehículos livianos, se ha implementado un Programa de Transporte Inteligente (PTI) para el sector de cargas, se han desarrollado programas de Gestión Eficiente de Flotas con cursos de conducción eficiente, entre otras. En el sector residencial se destaca la trayectoria del país en el etiquetado (voluntario y obligatorio) de artefactos de uso doméstico, campañas de concientización de la población, y sobre todo recientemente se ha avanzado en el desarrollo de una etiqueta de eficiencia energética en viviendas y un Programa Nacional de Etiquetado de Viviendas. En industria se destacan diversas iniciativas orientadas a la eficiencia en el sector como por ejemplo, el Premio Argentina Eficiente: Categoría ‘Gestión de la energía’; la implementación de Sistemas de Gestión de Energía a partir de la resolución grandes usuarios electrointensivos; los programas de apoyo a la competitividad tecnologías de gestión Kaizen 4.0, y el avance en las Redes de Aprendizaje en Gestión de la Energía, entre otras”.

El PlaNEEAr

Más adelante en el documento, se explica que “en el año 2018, financiado por el Partnership Instrument de la Unión Europea, se puso en marcha en Argentina un proyecto de cooperación entre la Unión Europea y la Secretaría de Energía Argentina (Proyecto de Cooperación UE-Arg)”, cuyo principal objetivo “fue contribuir a la estructuración de una economía nacional más eficiente en el uso de sus recursos energéticos disminuyendo la intensidad energética de los diferentes sectores de consumo”.

Así, se desarrolló el Plan Nacional de Eficiencia Energética, “junto con el marco regulatorio requerido para su implementación, orientado, especialmente, a los sectores industria, transporte y residencial”. El documento generado “excede lo netamente cualitativo, pues se han logrado medir los impactos relevantes que las medidas propuestas podrían tener en términos de energía y emisiones evitadas”. 

El objetivo del trabajo es “promover acciones de eficiencia energética (técnicas y de buenas prácticas) en los sectores industrial, transporte, y residencial, a lo largo del territorio nacional con el fin de alcanzar determinados niveles de consumo de energía y emisiones de GEI evitadas al año 2030/2040”, reduciendo de esta manera “el impacto energético y ambiental del sistema energético, contribuyendo además al alcance de los ODS y las metas establecidas en las NDCs”.

Además, los autores señalaron que “es de esperar que el PlaNEEAr pueda incorporar otros sectores del consumo final, como por ejemplo el sector público, al tiempo que incorpore acciones de eficiencia energética en la oferta de energía, para propender en forma sistémica a la eficiencia global”.

Fuente: PlaNEEAr.