Sobre el último trimestre del año, se observó un leve repunte de las ventas

Según los datos arrojados por el relevamiento trimestral que realiza el CCIRR junto a la Universidad Católica de Santiago del Estero, se pudo observar un ligero aumento de las ventas, aunque las expectativas siguen siendo negativas.
27/01/2021
En la primera quincena de enero, el equipo del Departamento Académico Rafaela de la UCSE y la Comisión de Comercio y Servicios del CCIRR, llevaron a cabo la medición del Observatorio Comercial correspondiente al último trimestre del 2020. En esta oportunidad se obtuvo una muestra aleatoria de 128 comercios de diferentes rubros, dedicados 3 al comercio mayorista, 102 al minorista y 23 mayoristas/minoristas, todos estos ubicados en 29 barrios de la ciudad.

En primer orden, se les solicitó a los empresarios indicar la evolución de sus ventas de los meses octubre, noviembre y diciembre de 2020, frente a los mismos del 2019, siempre teniendo en cuenta la inflación. El 49,87% afirma haber venido menos que el mismo período del año pasado, el 10,94% vendió lo mismo y el 42,19% más. Con respecto a este último dato, es importante destacar que este número es casi 5 puntos mayor que del trimestre que le antecedió (julio, agosto, septiembre de 2020), con lo cual con el correr de los meses se podrá observar si es sólo impactó por las ventas de fin de año o si se consolida como una tendencia.

En cuanto a la participación de las diferentes modalidades de pago, en este período disminuyó la participación la modalidad de pago de contado y creció la de crédito y débito. Las tarjetas de créditos y débito tuvieron un 34,57% de participación, el crédito personal un 9,82%, contado un 50,18%, cheques un 3,55% y finalmente otras modalidades un 1,88%.

Expectativas

Sobre las expectativas de ventas que tienen los empresarios para el primer trimestre del año 2021, se puede observar un marcado pesimismo, siendo del 72,66% los que piensan que venderán igual o menos que igual período del año 2020. Luego de un año duro para todo el comercio, donde se lograron grandes desafíos en cuanto a la adaptación de protocolos y la incorporación de nuevas tecnologías a la hora de la venta, el comerciante rafaelino no prevé, al menos en el corto plazo, un futuro más prometedor.