ACDICAR gestiono fondos para las nuevas aulas del ITEC Rafaela


La agencia de desarrollo ACDICAR gestionó Crédito Fiscal para Pymes cedido por las empresas Basso SA y Motorparts SA para finalizar las nuevas aulas del ITEC Rafaela.
21/01/2021
La agencia de Desarrollo ACDICAR gestionó con éxito un aporte de Crédito Fiscal para Capacitación Pyme del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación de 2.9 millones de pesos cedido por las empresas Basso SA y Motorparts SA para adecuación de las aulas del nuevo edificio del Instituto Tecnológico ITEC Rafaela. Además, la agencia financiara con 1,4 millones de pesos otra parte de la inversión.

Desde la agencia ACDICAR se realizaron las gestiones con el área de Crédito fiscal para capacitación Pymes  y la coordinación con las empresas y el ITEC Rafaela, quien tiene a cargo la ejecución de las obras de adecuación de las aulas. 

Además, ACDICAR colabora en el proyecto con un préstamo de 1,4 millones de pesos para cubrir la inversión en la instalación eléctrica de dichas aulas que permitirán ampliar la oferta educativa y será utilizada para entrenamiento en industria 4.0 para las empresas de la ciudad y la región.

La predisposición y decisión de aportar su participación por parte de las empresas Basso SA y Motorparts SA en el futuro de la formación tecnológica en el ITEC Rafaela  ha permitido aprovechar la línea de Crédito fiscal del Ministerio de Desarrollo Productivo Producción de la Nación que permite utilizar hasta un 8 por ciento de la masa salarial para proyectos orientados a la formación técnica, inversiones en adecuación de aulas y laboratorios. 

En este caso la beneficiaria fue la Fundación para el Desarrollo Regional, integrante fundador del ITEC Rafaela , para destinar al material e instalaciones de las aulas del edificio recientemente construido por el ITEC Rafaela. Estas aulas se utilizarán para desarrollar laboratorios y actividades formativas en mecatrónica, Big Data, automatización y otras tecnologías asociadas al Industria 4.0 tanto para alumnos como para operarios y profesionales de las industrias locales.

La articulación público-privada y privada-privada pudo conciliar los esfuerzos necesarios para el proyecto que demanda una inversión total de más de 4 millones de pesos, a la que se suma la participación de la Nueva Mutual del Paraná que realiza el financiamiento con una tasa diferencial para la inversión atendiendo a que las empresas deben ejecutar el desembolso y recién luego de la rendición reciben el certificado de crédito fiscal para su utilización definitiva. En general este esfuerzo financiero dificulta en la práctica que las empresas cedan crédito fiscal al tener que realizar los desembolsos de manera previa, pero en este caso fue resuelto compartiendo los esfuerzos entre los actores involucrados. 

Finalmente se destaca la articulación publica-publica ya que desde la Municipalidad de Rafaela se trabajó en la vinculación con el área de Crédito Fiscal del Ministerio de Desarrollo productivo, quienes   a su vez desplegaron su colaboración y disponibilidad para avanzar en el proyecto.