Baja expectativas de ventas para lo que resta del año

El relevamiento trimestral que realiza el CCIRR junto a la Universidad Católica de Santiago del Estero, mostró una nueva caída en las ventas y una fuerte baja en las expectativas.
27/10/2020
Durante el mes de octubre, se llevó a cabo la medición que abarca los meses de julio, agosto y septiembre del corriente año. La misma estuvo a cargo del equipo del Departamento Académico Rafaela de la UCSE y la Comisión de Comercio y Servicios del CCIRR. En esta oportunidad se obtuvo una muestra aleatoria de 136 comercios de diferentes rubros, dedicados 5 al comercio mayorista, 114 al minorista y 17 mayoristas/minoristas, todos estos ubicados en 26 barrios de la ciudad. El CCIRR y la UCSE destacan la sostenida participación de los comerciantes, pese al contexto complejo en el que se encuentran inmersos por la crisis y la escalada de casos de COVID-19 en la ciudad.

En cuanto al nivel de ventas, se solicitó a los empresarios que nos mencionen cuál fue la evolución de sus ventas en los meses analizados frente a igual período del 2019, teniendo en cuenta la inflación interanual. El 50,74% afirmó haber vendido menos que en igual período del año pasado, este número si bien es importante, es menor con respecto al del trimestre anterior (abril-mayo-junio), donde los que habían vendido menos alcanzaban 69,57%. Por otro lado, el 11,76% de los comercios manifestó que vendió igual y el 37,50% vendió más.  

En líneas generales los datos a destacar son: el tercer trimestre del 2020 tuvo un comportamiento similar al del año anterior, y en comparación al segundo trimestre del año en curso, tuvo una mejor performance.  Si tendríamos que sectorizar el dato, podríamos decir que los rubros que presentan mayor variación son: Viajes y Turismo ventas, zapaterías, indumentaria y gastronomía donde siguen en caída, y otros como los alimenticios o la construcción donde se puede observar un repunte. 

En cuanto a la participación de las diferentes modalidades de pago, vuelve a mostrar un crecimiento el contado efectivo por sobre las demás. Las tarjetas de créditos y débito tuvieron un 29,47% de participación, el crédito personal un 9,65%, contado un 52,98%, cheques un 4,98% y finalmente otras modalidades un 2,92%.

Por otra parte, se le pidió a los comercios que nos mencionen si vendían a través de medios digitales. Como podemos observar a nivel nacional, la pandemia del COVID-19 precipitó el crecimiento de la venta a través de estos canales, según los resultados, un 69,85% comercializa a través de estos canales, mientras que un año atrás este número era del 47%, es decir creciendo más de un 20%. Otro dato también es la información que maneja el comerciante, hoy, el 41,18% conoce el porcentaje de ventas que realiza de manera digital sobre el total de las mismas, cuando un año atrás, sólo un 7% lo lograba identificar. En este sentido, es importante destacar el acompañamiento que realizó el CCIRR a sus asociados a través de capacitaciones, talleres, charlas y seminarios sobre la temática, fomentando así este nuevo paradigma de ventas. 

Expectativas

En cuanto a las expectativas que tienen los empresarios para el cuarto trimestre de año, es posible mencionar que más del 60% piensan que serán inferiores o iguales a las del tercer trimestre. Un dato no menor al que debemos seguirlo con atención. Tantos las expectativas como la confianza, son variables que delinean los escenarios futuros en materia económica que se pueden dar, con estos números, el panorama es preocupante.

Día de la madre 

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) realizó una medición nacional acerca de las ventas por el día de la madre en los comercios minoristas, el resultado arrojó que las mismas cayeron 25,1% respecto de la misma fecha de 2019. La caída se refiere a las cantidades vendidas, influidas por faltante de mercaderías, la mala situación de ingresos de los hogares, la incertidumbre y el temor sobre las perspectivas económicas y los protocolos para ingresar a los locales físicos.

En lo que respecta a lo local, el comportamiento fue similar a los números nacionales. Hubo una concentración de ventas en los días viernes y sábado, donde si bien fueron menores con respecto a las del año pasado, comparándolas con el día del padre, esta fecha se llevó una performance un poco más alentadora. Cabe destacar que esto se vio impulsado por las promociones propias y de algunos bancos en la búsqueda de fomentar el consumo.