Gastronómicos mostraron gran malestar y rechazo a las nuevas medidas restrictivas

El sector se reunió rápidamente ayer, tras conocer el nuevo decreto. Se mostraron muy unidos y esperan expectantes las nuevas indicaciones: “Fusible cuando hay que hacer restricciones de actividades”, mencionaron. Hoy habría una movilización frente al Municipio local.
26/10/2020
La noticia de nuevas restricciones para la ciudad de Rafaela, generaron todo tipo de reacciones en los distintos arcos políticos, como así también en los sectores comerciales y de servicio. Lo concreto es que desde hoy quedarán imposibilitadas todas las actividades en la ciudad a partir de la hora 20, descontando actividades esenciales que podrán seguir funcionando y el servicio de delivery hasta la media noche. La novedad no cayó bien en el sector hotelero gastronómico que desde el sábado se vienen pronunciando en contra de las restricciones entendiendo que son el “fusible cuando hay que hacer restricciones de actividades”. En la tarde del domingo, se llevó adelante una reunión que se tenía prevista por Zoom pero que debido a la gran concurrencia y la adhesión del sector llevó a que se realice en un salón de la ciudad.

En diálogo exclusivo con CASTELLANOS, Silvina Imperiale titular de Caphrebar, reconoció que esto no hace más que generar mayores problemas a los que el sector ya presenta y que además entiende que con estas medidas no se ataca el verdadero problema que son los encuentros clandestinos. “Extremamos los cuidados, los protocolos se cumplen, los vecinos con la época estival siempre gusta de salir y lo va a seguir haciendo de manera privada, el tema acá es que nosotros, (sector hotelero – gastronómico), somos el eslabón más débil y sobre nosotros pesan las restricciones de actividades”, señaló Imperiale marcando el malestar generalizado de todo el sector.   

Imperiale entiende que el horario es clave y que pese a los argumentos que se puedan presentar a favor de las medidas, es un duro golpe a todo el sector. Si bien está permitido poder hacerlo hasta la hora 20, “sin lugar a dudas que una incontable cantidad de bares, restaurantes, comedores o cervecerías, quedarán con un horario muy limitado y con su franja horaria más fuerte totalmente impedida de trabajar”, señaló la titular de Caphrebar.


Problema de raíz
Para plantear el problema de base, Imperiale recurrió a las estadísticas y señaló que los contagios en los ámbitos de atención al cliente o ventas representan aproximadamente un 20% de los contagios, pero que en contra de ese porcentaje se encuentra el 60% de los contagios que se dan en ámbitos de encuentros informales, como reuniones, fiestas clandestinas o encuentros sociales fuera del ámbito formal y debidamente protocolado. “La mayor cantidad de contagios se dan en estos lugares”. 

Antes de que se anunciaran las medidas la titular de Caphrebar había destacado que contemplaban la continuidad de las restricciones vigentes y enfatizó que la cuestión pasa por la responsabilidad individual, ser prudentes y conscientes con el sistema de salud, pero a consideración personal, Imperiale no contemplaba estas nuevas medidas restrictivas, sino la continuidad de las ya vigentes, e inclusive apostaba a un proyecto que vienen trabajando desde hace tiempo con el estado local y que contemplaba el cierre de calles para poder generar una oferta tentadora para el vecino, pero con los protocolos correspondientes, lo que sin lugar a dudas quedará para un futuro. 

“El hecho de acudir a cualquier establecimiento de carácter gastronómico es una garantía del cumplimiento de protocolos inclusive por parte del personal. Pedimos por favor que la gente sea consciente, apelar a la responsabilidad individual y que no se produzcan las fiestas, reuniones o descontroles en las quintas donde no hay controles y la gente en esos lugares no respeta el distanciamiento u otro tipo de medidas que tiendan a contener la propagación del virus” puntualizó Silvina Imperiale.

Fuente: Diario Castellanos