La asfixia financiera que atenta contra la actividad productiva regional